miércoles, 15 de febrero de 2012

El liderazgo de servicio



El modelo de liderazgo siervo se ha  estudiado menos críticamente en el mundo del liderazgo. Greenleaf (1997), es uno de sus máximos exponentes, pero algunos no creen que sus expectativas sean realistas[1]. En esta sección del curso solo se hace mención de la concepción más directa y práctica que la fundamenta.
Se trata primero de servir a la gente y después liderarlos mientras se les sirve (Greenleaf, 1970). El modelo caracteriza al líder que tiene el deseo de servir y es servidor efectivo, entre ambos existen matices de actitudes de liderazgo de servicio acorde con las características personales de los líderes.

Los líderes siervos, debido a que sirven aun sin un cargo formal, logran la colaboración de los seguidores, su confianza, su empatía, y el deseo de escucharlos.
El mejor servicio del líder siervo es hacer crecer a los seguidores, haciéndolos personas más sabias, sanas, libres y honestas hasta que ellas mismas se dupliquen en nuevos siervos lideres para la formación y el desarrollo integral de los nuevos discípulos.
El líder siervo no se enseñorea de los discípulos, por el contrario busca el desarrollo satisfactorio de ellos tal como Jesús lo expresó al decir:
“Sabéis que los que son tenidos por gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y sus altas autoridades ejercen potestad sobre ellas. Pero no será así entre vosotros,  sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor. Y el que de vosotros quiera ser el primero, será siervo de todos. Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.” (Mateo20:25)

El liderazgo siervo comienza cuando una misión revelada por Dios conquista a una persona Wilkes (1999).  Un líder conquistado por una misión se convierte en siervo de dicha misión, entonces surge la visión, que viene a ser la interpretación del líder acerca de la misión de servicio para bien de los seguidores del GP.

Después el líder siervo comparte la visión que lo cautiva con los seguidores y juntos comienzan a planificar, trazar estrategias, organizar, equipar, inspirar y capacitar a los seguidores para buscar su desarrollo mutuo y el realizar sus metas comunes. Así el liderazgo  es servicio dedicado al equipo de seguidores y a la misión compartida. Liderazgo de servicio, más que un concepto, es una práctica de vida.

Algunos conceptos que  expresan el liderazgo siervo son: 1) Misión, el llamado de Dios para su vida. 2) Visión, su perspectiva sobre esa misión. 3) Equipar, la manera en que el líder siervo llama, inspira y compromete al equipo para cumplir la misión. 4) Capacitar y entrenar, la manera en que el líder siervo desarrolla a cada persona del equipo y los prepara para ejecutar la misión.

La filosofía del liderazgo siervo tiene una conexión directa con el liderazgo de Cristo Jesús, cuyo paradigma trata de imitar. En efecto fue Jesús quien dijo refiriéndose a sí mismo: “El hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por muchos” (Mateo 20:28). La segunda parte del versículo “dar su vida en rescate por muchos”, son palabras que se hicieron realidad cuando Jesús efectivamente murió por sus seguidores, constituyéndose así en modelo del liderazgo de servicio.

Dr. Rubén Jaimes Zubieta
Catedrático de la Universidad Peruana Unión


Referencias Bibliográficas

[1] Greenleaf, Roberth (1997 Spears,  L. C. (1995). Servant Leadership. Robert K. Greenleaf Center, Inc. Paulist Press, Inc., New York/Mahwah.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...