lunes, 23 de julio de 2012

La multiplicación dentro de las multiviviendas


Dios ama la multiplicación, especialmente cuando se trata de alcanzar a los perdidos con el evangelio. Como plantador de iglesias, ¿ha pensado en la cuestión de la multiplicación? ¿Dónde están las personas y los lugares donde una tremenda multiplicación puede gestarse dentro de su campo misionero?
Uno de esos lugares especiales preparados para la multiplicación son las comunidades de apartamentos. Éstas son donde más de una familia se agrupa, comparten servicios, y en muchos casos el mismo edificio. Un número creciente de comunidades de este estilo está surgiendo rápidamente en Norteamérica. Mucho se ha escrito acerca de las necesidades y la cantidad de gente perdida que vive en estas comunidades. Más de un cincuenta por ciento de la población norteamericana vive en este tipo de vivienda.
Como plantador de iglesias, usted tiene la oportunidad única de alcanzar estas personas con el evangelio y comenzar pequeños grupos, tan sólo reuniéndose con ellos en el lugar donde viven. Un nuevo enfoque, una nueva visión de las comunidades de apartamentos le permitirá localizar a estas personas que las iglesias han pasado por alto. Un gran esfuerzo debe realizarse para hacer frente a este descuido. La mejor manera de llevar a cabo dicho esfuerzo es a través de las iglesias, las cuales se deben abocar a alcanzar estas personas como parte de su campo misionero.
La gente se agrupa por diferentes factores, por la geografía y el lugar, por el idioma y la cultura, o por interés y asociación. Estos grupos de personas se encuentran en todos los niveles de las comunidades de apartamentos. Una comunidad así puede ser un lugar común de identidad compartida con comodidades para los residentes, como una piscina y una casa club. Puede representar grupos de refugiados que encontraron un nuevo hogar con una cultura específica y lenguaje. O bien, podría ser una afluente comunidad de jugadores de golf con una asociación y una casa club. Estos grupos ofrecen oportunidades de gran alcance para comenzar nuevas obras en torno a un interés común, cultura, idioma o lugar.
La multiplicación se alcanza en las comunidades de apartamentos mediante varios factores que contribuyen a ésta. La comunidad es una prioridad alta para las personas que eligen vivir en los apartamentos. Este sentido de comunidad puede convertirse en un puente multiplicador para compartir el evangelio y comenzar nuevas obras. Existen redes de propiedad y gerencia de comunidades de apartamentos que están estratégicamente situadas en su campo misionero. El establecer una nueva obra en un apartamento puede abrirle la puerta para que usted pueda enganchar 10 ó 12 más propiedades de la misma compañía. La capellanía en las comunidades de apartamentos conduce a la multiplicación, ya que nuevas puertas se abren a través de la demostración del amor cristiano del capellán. El hecho de que los residentes de las comunidades de apartamentos se mudan de forma constante beneficia nuestros esfuerzos de multiplicación, quizá ellos alcancen a alguien más, y también tendremos nuevos residentes a los cuales alcanzar. Los refugiados y los inmigrantes vienen a los apartamentos en cifras récord, mejorando así los canales para la multiplicación. Utilizar un pasatiempo o interés común como un puente para compartir el evangelio también es una herramienta poderosa de gran impacto en los apartamentos.
Como plantador de iglesias, estos son algunos pasos simples que usted puede tomar para dirigir a su iglesia en el trabajo misionero dentro de las comunidades de apartamentos. Comience con oración. Note la gran necesidad de los perdidos espirituales que viven en las comunidades de apartamentos. Conviértase en un estudiante de los principios de plantación de iglesias en los apartamentos (visitwww.churchplantingvillage.net/multihousing). Desarrolle un plan para la multiplicación de nuevos discípulos, nuevos grupos pequeños, nuevos líderes, y nuevas iglesias dentro de las comunidades que habitan en los apartamentos. Recuerde, los puentes de multiplicación ya están integrados en las comunidades de apartamentos. Conéctese con su asociación local, el personal de su convención estatal, y el personal de plantación de iglesias de la NAMB, el cual estará más que dispuesto a ayudarle. Lo más importante, dependa de la gracia de Dios y Su bendición, porque sin ella, la multiplicación no se dará.
Escrito por Bob Burton. Bob es un misionero nacional de la NAMB.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...