martes, 4 de junio de 2013

Predicar el evangelio y dar estudios bíblicos


Normas generales para dar estudios bíblicos.

Cuando se da un estudio bíblico lo más importante no es lo que usted diga, sino la Palabra de Dios y la entera libertad del estudiante quien la recibe con dignidad y respeto. Por tal motivo: Dale valor y dignidad a cada persona.

  1.  Busque a una persona, no un estudio
·           Toda persona necesita ser valorada como un hijo (a) de Dios
·           Todo persona tiene derecho a ser tratado con dignidad
·           Toda persona debe ser valorado y respetado por el instructor bíblico.

  1. Haga conexión, relaciónese horizontalmente con la persona. 
·           No se trata de una relación: “Yo te enseño – tu aprendes”.
Es una relación de confianza,
Es una relación de respeto, pero no de superior a inferior.
No es algo racional solamente, sino espiritual.
·           La conexión debe ser emocional
Muéstrele afecto
Háblele a sus sentimientos
Utilice términos, palabras que indiquen sentimientos de aprecio.
·           Converse con la persona, busque aplicaciones a su vida diaria.
Hable de su familia
Hable de sus intereses
Hable de sus sueños

  1. Aprenda a escuchar y sea discreto
·           Escuchar a una persona es darle valor a esa persona
·           Escuchar es hacer que esa persona sea importante
·           Escuchar es no hacer preguntas incomodas
·           Escuchar es guardar discreción sobre asuntos privados

  1. Dedíquele tiempo y atiéndalo con espíritu de servicio
·           Dedique unos minutos para conocerlo, su nombre sobre todo.
·           Haga preguntas discretas para que la persona se exprese
·           Permita que la persona hable de sí misma
·           Recuerde, lo importante no es el estudio, sino la persona

  1. Acepte la persona como es.

·           No haga comentarios ni observaciones sobre sus costumbres o prácticas a menos que sean positivas.
·           Algunas personas  tienen vicios o viven sin principios…, pero eso no es lo que importa por el momento
·           No trate de cambiar su cultura o sus prácticas para que sean como las suyas
·           Algunos buenos hermanos actúan como fariseos.
·           Su buena conducta cristiana no debe separarlo de la gente que necesita conocer a Jesús mediante los estudios bíblicos.

6.      Que cada persona, sea libre autentica en sus aceptación de Jesús.

·           Que ellos sientan a través de usted el amor y la confianza de Jesús.
·           Que sean ellos mismos los que tomen la decisión de cambiar, con ayuda de Jesús.
·           Usted puede ayudarles a tomar su decisión, suplicándoles en nombre de Jesús, pero ellos mismo deben ser los que escojan servirá a Jesús.
7.      Siga los principios bíblicos de la parábola del sembrador: Primero recuerde que el “El sembrador, salió a sembrar”. Mateo 13.3. Si no a sales predicar, si no das estudios bíblicos, no siembras, si no siembras no cosecharas.
·           Siempre debes estar sembrando, ganando experiencia como sembrador.
·           Siembra en muchos lugares, hay terrenos más fértiles que otros.
·           Solo siembra con fe, el crecimiento lo dará el Señor.
·           Si cultivas buenas relaciones siempre tendrás a quien dar estudios bíblicos.
·           La Palabra de Dios una vez sembrada jamás volverá vacía, dará su fruto.
·           Aprende a cosechar según va madurando el interés en la palabra de Dios. 

Prepárate para dar estudios bíblicos.

  1. Prepara tu biblia con calves, cadenas de estudios bíblicos y otras herramientas.
  2. Siempre ten a mano una libreta o tarjeta con estudios bíblicos abreviados.
  3. Define el día y la hora para salir a dar estudios como un hábito.
  4. Sal de dos con un nuevo discípulo, que el aprenda mientras das estudios bíblicos.
  5. Hace un compromiso con otra persona en el cual juntos cada semana salgan a predicar.


Señor ayúdame a ganar un discípulo para ti, pues tú has dicho: “El que gana almas es sabio”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...