jueves, 13 de junio de 2013

RELACIONAMIENTO PERSONAL EN GRUPOS PEQUEÑOS


El ser humano es un ser relacional, por eso necesita dar y recibir manifestaciones de afecto. Para un LGP es muy importante relacionarse personalmente con los miembros de su GP por lo menos una vez por semana. Cada miembro de tu GP sabrá cuán importante  es para ti por tu presencia, tu afecto, tu interés por ellos cada semana. Cuando ellos experimente una relación afectuosa y saludable contigo se dejaran guiar, asistirán a las reuniones de GP, crecerán en su discipulado, y serán buenos misioneros.

Resultados del buen relacionamiento.

Su vida estará  llena de emociones y actitudes positivas.
Se sentirán amados, valorados e importantes para su familia.
Asistirán más  a las reuniones de GP
Tendrán ganas de hacer obra misionera

Formas de relacionamiento.
Lo mejor es personalmente, de forma breve, respetuosa y afectuosa. Sino por teléfono, dejando una nota de afecto en una tarjeta, o una sorpresita pequeña.

Que hacer durante el encuentro de relacionamiento.

Entre otros motivos están: Orar juntos por los motivos que tengan los miembros del GP. Escuchar sus problemas. Ayudarlo en lo que se pueda de sus trabajo, familia, compartir alguna afición, practicar deportes juntos. Así mismo hay que ver si tiene publicaciones cristianas para leer, si tiene dudas sobre la fe, si tiene sugerencias sobre el GP y cualquier otro asunto que ayude en su desarrollo integral como discípulo.

Quien necesita más relación de afecto.
El que viene por primera vez al GP, el que es nuevo en el GP, el que ha faltado a una reunión del GP, y los que pasan por problemas, enfermedades, la muerte de un ser querido, o cuando te cuenta que recibió la visita de alguien de otra denominación.

Elementos claves del buen relacionamiento.

1.     Orar para que tu relacionamiento sea guiado por el espíritu Santo.
2.     Ser fiel y leal a Dios, la iglesia y otros líderes de GP
3.     Mantener un espíritu proactivo y entusiasta por la misión de la iglesia.
4.     Sepa escuchar  y mantenga la reserva y confiabilidad plena.
5.     Sea sensible a las necesidades de los miembros del GP
6.     Si habla sea breve, piense bien antes de hablar
7.     Separa tiempo para tus vistas, anótalas y no falles tus promesas


Compromiso: Señor Jesús, con tu ayuda decido desde hoy practicar el hábito de  contactar y visitar a los miembros de mi GP frecuentemente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...