miércoles, 4 de noviembre de 2009

EPAGRUP: ESCUELA DE PASTORES DE G.P. ORGANIZACIÓN


La Escuela de Pastores de Grupos Pequeños, como tal, necesita tres elementos más que importantes: (1) maestros o profesores, (2) alumnos y (3) un plan de curricular de enseñanza. No se puede hablar de “escuela” si prescindimos de alguno de estos elementos.

Maestro-Profesor
Esta palabra tiene su origen del idioma hebreo rabbî y del griego didáskalos (Mt. 23:10; Lc. 5:5; 8:24; etc.). Este término sólo aparece en Lucas, como un título de Jesús y casi siempre usado por los discípulos (Mt. 8:19; Mr. 4:38; etc.). Aparece unas 58 veces traducido como “maestro” y una vez como “doctores”.
No obstante, si de maestros se habla debemos hablar del “modelo perfecto: Cristo, el maestro. El ser humano tiene la responsabilidad de acercarse a Jesucristo mediante la oración y la devoción personal. El efecto será que el Espíritu Santo irá haciendo que tornará en mejores personas, y a la larga, mejores maestros”.[1]
Así, en la Escuela de Pastores de Grupos Pequeños (EPAGRUP), un maestro es alguien entendido en determinado tema(s). A los maestros podemos llamarlos “docentes o profesores”; ellos a la vez, se clasifican en:
1. Pastor distrital (Docente principal)
2. Pastor de G.P. graduado (Docente principal)
3. Pastor de G.P. estudiante (Docente auxiliar)
4. Pastor adventista (Docente invitado)
5. Especialista en una materia (Docente invitado)
A continuación los detalles, por su condición y función:
1. Pastor distrital: Elena G. de White diría: “Cristo quiere que sus ministros sean educadores, de la iglesia en la obra evangélica”.[2] Por su labor de líder y responsable del distrito misionero, el pastor debe ejercer la enseñanza o el entrenamiento de cada uno de sus líderes. Además de ser pastor, por su preparación teológica de cinco años en la universidad, es un individuo con la suficiente preparación para “dar un pasto fresco y bueno a sus ovejas”. Es por ello que el pastor distrital se convierte en el “docente principal” de la escuela.
2. Pastor de G.P. graduado: Los “pastores no deben hacer la obra que pertenece a la iglesia, cansándose ellos mismos, e impidiendo que otros desempeñen su deber. Deben enseñar a los miembros a trabajar en la iglesia y la comunidad”.[3]
Un pastor de G.P. graduado es un buen candidato para actuar como “docente principal” en la EPAGRUP. Él habrá estudiado un año completo en la escuela, y al ser graduado, está con la preparación requerida para ser un maestro o profesor.
3. Pastor de G.P. estudiante: “Cada verdadero discípulo nace en el reino de Dios como misionero”.[4] En el proceso de su formación en la EPAGRUP, por su desempeño y avance, el docente principal (pastor distrital), le puede conceder algunas actividades propias de la escuela como parte de su formación hará prácticas pre-pastorales de G.P.
4. Pastor adventista: Todo pastor adventista es un maestro de por sí. No obstante, en la EPAGRUP, es considerado invitado si no pertenece al distrito local. En ese sentido es invitado. Sin embargo, aunque se da por entendido, el presidente, secretario, tesorero y departamentales de la IASD, son maestros principales.
5. Especialistas en una materia: Es más que probable que, dentro del plan curricular o de enseñanza haya cursos o temas que precisen de un experto en la materia (por ej. Médico, biólogo, etc.), en este caso, solo el pastor distrital es en encargado de invitar a los que sea conveniente.
Sin duda, ser maestro es más que un privilegio. Y como Miguel Ángel Núñez podríamos decir: “Ser maestro es un privilegio, saberlo es ser sabio”.[5]

Discípulo-Alumno
Persona que, como alumno o adherente, sigue las enseñanzas de otra, especialmente las de un maestro público (1 Cr. 25:8; Is. 8:16). En el NT el sustantivo (Mt. 5:1; Mr. 2:15; Lc. 5:30; Hch. 6:1; etc.) se relaciona con el verbo mantháno, “aprender”; de allí que signifique “aprendiz”, “alumno”, “adherente”.
La palabra se usa especialmente para los discípulos de Jesús: para los Doce (Mt. 10:1; 11:1; etc.) y para los discípulos de Jesús en general (Lc. 6:17; etc.).
Un discípulo es el “seguidor de maestro”. La palabra alumno, o discípulo está ligada a disciplina. Un discípulo es alguien que sigue la disciplina enseñada por su maestro. Alguien que se apega por completo a su maestro[6] o profesor.
Definitivamente ante cualquier “maestro o profesor”, Cristo Jesús es el “Maestro perfecto” y todos somos sus alumnos y discípulos.
Mas, en el contexto de la EPAGRUP, es preciso destacar que los alumnos aprenden de las verdades bíblicas de “maestros”, por su preparación.
En las EPAGRUPs, existen, por su responsabilidad una clasificación especial de alumnos: Alumnos matriculados y visitantes.
1.Alumnos matriculados. Al iniciar el mes de noviembre (cuando ya se ha finalizado el proceso de nuevos oficiales de la iglesia), el pastor distrital tendrá en lista los nuevos líderes pastores de los Grupos Pequeños. Y se abrirá las matrículas a la Escuela de Pastores de Grupos Pequeños.
Los alumnos matriculados son clasificados en dos:
a. Pastores de G.P. Son los que la iglesia en pleno ha aprobado. Ellos lideran el G.P. en la Escuela Sabática, Sociedad de Jóvenes, Sociedad de Damas y Caballeros, los días viernes en casas, y en las actividades diversas que se haya planificado.
b. Pastores asociados de G.P. Son los que la iglesia en pleno ha aprobado, o el pastor G.P. ha visto con cualidades para liderar un prosible segundo G.P. (en realidad esa es la meta final).
c. Pastores aspirantes de G.P. Son los que sienten el llamado de Dios a liderar o a prepararse para una misión importante. Ellos pueden tener cargo o no. Pero eso sí, deben ser bautizados.
d. Otros. En mi experiencia personal, a mis escuelas asisten pastores de otras denominaciones, o simplemente amigos que aún no se bautizan, que están matriculados y que actúan como alumnos. Puede que ocurra lo mismo en algunos casos.
2. Alumnos invitados. Son los que motivados por los comentarios positivos de la EPAGRUP desean venir a la escuela esporádicamente y que no han alcanzado a matricularse. Ellos pueden ser adventistas y no adventistas. La idea es que al final ellos puedan tomar la mejor decisión de sus vidas.

Plan curricular de enseñanza

¿Qué es un plan?
En términos técnicos, “Un plan es ante todo la consecuencia de una idea, generalmente y en función de lograr una óptima organización, adoptará la forma de un documento escrito en el cual se plasmará dicha idea acompañada de las metas, estrategias, tácticas, directrices y políticas a seguir en tiempo y espacio, así como los instrumentos, mecanismos y acciones que se usarán para alcanzar los fines propuestos y que fueron la motivación del plan”.[7]
En términos sencillos, es una estrategia, para lograr un objetivo, un fin. Por ejemplo, en la Biblia encontramos muchos planes. Uno de ellos fue el plan que Dios le dio a Josué para conquistar Jericó. ¿Recuerdas? (Jos. 6).
¿Cuál era el plan? “Marcharéis alrededor de la ciudad todos los hombres de guerra rodeando la ciudad una vez. Así lo harás por seis días. Y siete sacerdotes llevarán siete trompetas de cuerno de carnero delante del arca; y al séptimo día marcharéis alrededor de la ciudad siete veces, y los sacerdotes tocarán las trompetas Y sucederá que cuando toquen un sonido prolongado con el cuerno de carnero, y cuando oigáis el sonido de la trompeta, todo el pueblo gritará a gran voz, y la muralla de la ciudad se vendrá abajo; entonces el pueblo subirá, cada hombre derecho hacia adelante” (Jos. 6:3-5). ¿Ves? Esta es la estrategia para alcanzar un fin u objetivo. ¿Qué fin? Conquistar Jericó.

¿Qué es un plan curricular de enseñanza?
No pretendo parecer un entendido en pedagogía, pero en términos simples, un plan curricular de enseñanza, es las materias y/o áreas que se va a enseñar en la escuela, todo ello, es un conjunto de objetivos como escuela, con estrategias para alcanzarlos y evaluar sus resultados. También demanda un presupuesto lógicamente.
En otras: palabras como pastor y líder del distrito y de la EPAGRUP debo responder las siguientes preguntas: ¿A quiénes se va enseñar? ¿Qué se va a enseñar? ¿Para qué se va a enseñar? ¿Cómo se va a enseñar? ¿Cómo se va a evaluar lo que se va a enseñar? ¿Cuánto tiempo va a demorar lo que se va a enseñar? ¿Cuánto me cuesta todo lo que se va a enseñar? Es decir, un plan curricular de enseñanza en la EPAGRUP debe girar en torno a estas siete preguntas elementales.
Hacer un plan de enseñanza sin considerar estas cuestiones es simplemente cometer un “error craso”.
1. Los alumnos. Es pregunta es fundamental. La EPAGRUP debe tener en cuenta bien este detalle. ¿A quiénes está enfocado mi escuela? ¿a pastores de G.P.? ¿a dorcas? ¿a diáconos? Cuando yo haga mi plan de enseñanza, debo considerar mis futuros alumnos.
2. Los cursos. Cuando yo sé quiénes serán los alumnos de la EPAGRUP, de acuerdo a sus necesidades, yo buscaré suplirlas a través de los cursos o materias. Si en el distrito los pastores G.P. carecen de profecías, debo considerar ese detalle, si no saben hacer sermones debo considerar un curso de homilética, etc. Recuerden, que los cursos se escogerán y planifican de acuerdo con las necesidades de los alumnos. No se enseña lo que a los profesores les gusta sino lo que necesitan los alumnos. La manera de conocer este punto es sometiéndolos a un examen o haciendo un sondeo.
3. Lo que les sirve. Esta pregunta parece ser sencilla y lógica, pero no es como parece. Esta pregunta es vital. ¿Cómo maestro, para qué quiero que ellos aprendan lo que pretendo enseñarles? Entonces, esta pregunta está muy ligada a la pregunta anterior. ¿Lo que ellos necesitan, realmente les servirá? Soy pastor y en la facultad he aprendido hebreo básico, ¿habría razón para enseñar a los pastores de G.P.? Si les preguntamos a ellos: “¿les gustaría aprender hebreo?”, estoy seguro que a gritos a una voz diría que sí, pero ¿en qué les serviría a ellos? A mí, como pastor me sirvió para mi tesis, para enriquecer sermones, y realizar investigaciones. No está mal enseñar a un laico, pero no le será tan útil. Sería mejor enseñarle a usar un diccionario bíblico o una concordancia. De manera que en este punto el principio es priorizar lo que ellos realmente necesitan, porque su tarea como pastores es atender a su G.P.
4. Los métodos. Gran pregunta que merece una gran respuesta. Acá viene la creatividad del maestro. Hay muchas maneras, pero como maestro debo elegir la que sea de acuerdo a mis alumnos, y al lugar. A través de un seminario, taller, discurso, interactivo, mesa redonda, trabajos grupales, un video, panel, lecturas, etc. Hay varias formas. Pero como maestro debes estar preparado con tu tema de la mejor manera y para enseñar de la misma forma. Cada maestro domina y estilo, eso se respeta, pero debemos tener en cuenta muy bien el tipo de alumnos, curso y el lugar.
5. La evaluación. Este asunto es muy importante. La evaluación mostrará el avanece de los alumnos. Debe haber dos evaluaciones: Teórica y práctica. Por las tareas semanales, las participaciones en clase, la práctica en el campo, etc. Pero eso sí, una enseñanza sin evaluación está fuera de lugar. Y no cumple su fin.
6. El tiempo. Son 52 semanas en el año. Un curso debería durar de 04 a 06 semanas. La última es la evaluación final. La EPAGRUP duraría un año.
7. El costo. Esta pregunta está ligada a la anterior. De acuerdo a cómo se enseñará y los materiales que utilizarás va a depender lo que te costará. Para ello se debe hacer provisión económica que se suplen en una gran parte (si es en todo mejor) con el ingreso de las matrículas.

El director de la EPAGRUP
Como responsable y líder designado por la Asociación o Misión, el pastor distrital actúa como director de la EPAGRUP. Siendo el encargado de hacer el plan de trabajo de la escuela con la asesoría de un profesional en educación y/o líderes de confianza.

El secretario (a) de la EPAGRUP
Puede ser elegido en una reunión de líderes o simplemente invitado por el pastor distrital. Su función es (1) llevar la relación de los alumnos, (2) tomar la asistencia, (3) preparar los materiales dados por los docentes, (4) llevar las actas de la escuela y (5) hacer los anuncios en la escuela.

El tesorero (a) de la EPAGRUP
La elección puede ser de igual modo al secretario, pero sus funciones son básicamente económicas, (1) encargarse de las matrículas y (2) custodiar los fondos propios y/o donaciones.

Vocales de la EPAGRUP
Acá juegan un papel importante los ancianos de iglesias y directores de congregaciones. Ellos juntamente con la administración planificarán las actividades, la currícula de enseñanza y velarán el desarrollo de la escuela.

Asesor (es) de la EPAGRUP En consenso pueden elegir a uno, dos o tres entendidos en pedagogía que puedan servir como apoyo en el desarrollo de la EPAGRUP.
[1]Miguel A. Núñez, Educar es redimir, 108.
[2]Elena G. de White, El deseado de todas las gentes (Buenos Aires: ACES, 1987), 765.
[3]Elena G. de White, Servicio cristiano, 88.
[4]Elena G. de White, El deseado de todas las gentes, 166.
[5]Miguel A. Núñez, Educar es redimir, 108.
[6]Walter Alaña, De espectador a discípulo. Reflexiones y sugerencias para cumplir la agenda de Dios (Lima: Editorial Imprenta Unión, 2004), 25.
[7]S/A, “Plan”, Definición ABC, (Consultado el 27 de septiembre del 2009). En línea: http://www.definicionabc.com/general/plan.php

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...